Europa baja Sociedades y la media ya es tres puntos inferiores al tipo español

Alicante, 4-10-2021.

  • Las tasas impositivas promedio del entorno caen del 22,8% en el año 2018 al 21,8% en el año 2021
  • Turquía es el único país que ha subido los tipos y alcanza el 25%, el mismo que mantiene España
  • Francia tiene nuevos recortes de tipos programados para implantar el año que viene

Las economías europeas han optado por bajar o mantener su impuesto sobre Sociedades en los últimos tres años. Durante este tiempo, hasta seis países han bajado sus tipos. De este modo, la tasa impositiva promedio de todos los países europeos ha disminuido del 22,8% en 2018 al 21,8% en 2021. Esta media se sitúa ya 3,2 puntos por debajo del tipo español, que se mantiene en el 25%.

Según los últimos informes de la Unión Europea y la OCDE, Bélgica, Francia, Grecia, Luxemburgo y Noruega, Suecia y Suiza han reducido sus tipos en el Impuesto sobre Sociedades. El resto los han mantenido, salvo Turquía que ha subido tres puntos sus tasas y se equipara con el impuesto español.

Francia ha firmado la mayor bajada de los países del entorno. Según los datos de la Comisión Europea Francia aplica ahora una tasa impositiva corporativa máxima estándar del 27,5% y un recargo del 3,3%, lo que da como resultado una tasa legal combinada del 28,41 por ciento.

En 2017, Francia impuso una sobretasa temporal única sobre los beneficios corporativos de las empresas con ingresos superiores a 250 millones de euros a una tasa del 10,7%. Esta sobretasa se eliminó en 2018, lo que redujo la tasa legal combinada máxima del 44,4% en 2017 al 34,4% Francia tiene nuevos recortes de tasas programados, que conducen a una tasa combinada de 25,8% en 2022.

Por otra parte, Grecia redujo su tasa corporativa del 29% al 28%. Después, la recortó de nuevo hasta dejarla en el 24%. Por otro lado, Luxemburgo también la ha bajado. La tasa combinada del impuesto sobre la renta de las sociedades del país se ha reducido gradualmente desde el 27,1% en 2017 al 26% en 2018, el 25% en 2019 y el 24,9% en 2020.

Noruega redujo su tasa impositiva para las sociedades del 24% en 2017 al 23% en 2018 y al 22% en 2019. Suecia legisló una disminución en su tasa impositiva corporativa, del 22% en 2018 al 21,4% en 2019. En 2021, Suecia redujo aún más la tasa impositiva del impuesto sobre Sociedades al 20,6%.

Por otra parte, el tipo combinado del impuesto sobre Sociedades de Suiza cayó del 21,1% al 19,7% en 2021. Si bien la tasa impositiva corporativa del gobierno central se mantuvo sin cambios, en el 8,5%, la tasa impositiva corporativa representativa del gobierno subcentral cayó del 14,4% al 12,9%.

Turquía es el único país europeo que ha subido los tipos. En 2018, el país aumentó su tasa legal del 20% al 22% para 2018, 2019 y 2020. Este mismo año, la subió aún más al 25%, la misma que mantiene España para su territorio.

Thomas Locher, analista de la Tax Foundation, destaca que “las tasas de impuesto sobre la renta corporativas estatutarias combinadas capturan las tasas del impuesto sobre la renta corporativo central y subcentral”. El fiscalista explica que “las tasas impositivas legales no reflejan necesariamente la carga impositiva real de una empresa, ya que no capturan ajustes en la base impositiva”. A su juicio, “las tasas efectivas del impuesto sobre la renta de las sociedades, por otro lado, reflejan tanto las tasas impositivas legales como las disposiciones que afectan la base imponible, como las desgravaciones de capital, los métodos de valoración de inventarios o las normas fiscales internacionales”.

El tipo efectivo español se situó en 2018, uno de los últimos años con datos sin el efecto de la pandemia, en el 21,3% sobre la base imponible agregada, según los datos de la Agencia Tributaria.

 

Fuente; eleconomista.es

Compartir
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat