España, el único país europeo que eleva la presión en el IRPF mientras seis lo bajan

Alicante, 12-04-2022.

  • Austria, República Checa, Grecia, Letonia, Polonia y Noruega rebajan su IRPF
  • La mayoría de países reforman el impuesto para atajar la inflación
  • España firma subidas en las tarifas para las rentas altas

España es el único país europeo que eleva la presión en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). De todos los países europeos, siete han reformado este ejercicio el IRPF. España es el único que lo ha hecho para aumentar el impuesto. Los seis restantes -Austria, República Checa, Grecia, Letonia, Polonia y Noruega- firman rebajas para combatir la inflación y la pérdida de tracción de la actividad económica en Europa. Para formalizar estas rebajas, los países han optado por dos vías. Unos han elegido rebajar tipos directamente y otros, por su parte, han optado por reducir la base imponible elevando los mínimos exentos y la base imponible de los tramos.

Por el contrario, España ha firmado un aumento del IRPF de dos puntos porcentuales para aquellos contribuyentes con ingresos anuales superiores a los 300.000 euros. Esta situación eleva la tasa impositiva marginal máxima al 54% en la Comunidad Valenciana, la región con mayor IRPF. La última vez que el Gobierno central ajustó los tramos del impuesto sobre la renta de las personas físicas por inflación fue en 2008. Además, el Impuesto sobre las Ganancias de Capital por encima de los 200.000 euros sube tres puntos porcentuales hasta el 26%.

La última vez que el Gobierno central ajustó los tramos del IRPF por inflación fue en 2008

La situación contrasta con la del resto de economías europeas. “En general, este último ejercicio las reformas tributarias se concentraron en reducir las tasas del Impuesto sobre la Renta de Personas Físicas y jurídicas, al mismo tiempo que aumentaban los impuestos ambientales o sobre el patrimonio”, explica Cristina Enache, secretaria general de las Asociaciones Mundiales de Contribuyentes y directora general de la Unión Española de Contribuyentes, en su último informe para la Tax Foundation. “Sin embargo, no todas las reformas tributarias fueron creadas de la misma manera. Una política fiscal mal diseñada y los aumentos de impuestos podrían socavar la recuperación económica”, añade.

Las fórmulas utilizadas por estos seis países son diferentes. Por ejemplo, Austria reduce del 35% al 30% la tasa del IRPF para el segundo tramo impositivo a partir de julio de 2022. Viena mantiene así una senda de rebaja en el impuesto. El año pasado, el primer tramo impositivo también se redujo del 25% al 20%. Además, para el próximo ejercicio el Ejecutivo austriaco prepara otra reducción – en este caso, los negociadores de la Hacienda del país hablan del 42% al 40%- para el tercer tramo del impuesto sobre la renta austríaca.

Aumentar los umbrales

Sin embargo, otros estados han preferido elevar las bases imponibles. Es el caso de República Checa, que aumenta el umbral de ingresos para acceder al segundo tramo del IRPF. Pasa de 44.679 euros al año a 80.421 euros al año. El país optó el año pasado por reintroducir un impuesto sobre la renta progresivo con dos tramos impositivos y una tasa máxima del 23%.

Es el mismo sistema que el elegido por Polonia. El Gobierno polaco ha aprobado un plan de reforma fiscal llamado Acuerdo Polaco. La reforma aumenta este año el umbral del impuesto sobre la renta de 1.885 euros a 7.074 euros. Sin embargo, el país ha modificado algunas deducciones. Por ejemplo, la contribución del seguro de salud ya no es deducible en IRPF. En cambio, se ofrece desgravación fiscal a los contribuyentes con ingresos anuales entre 16.132 euros y 31.527 euros.

Por su parte, Noruega reduce la tasa del IRPF en 0,2 puntos porcentuales para el primer y segundo tramo impositivo. Sin embargo, ha contrarrestado esta medida con un aumento para el tercer y cuarto tramo impositivo. En cualquier caso, el Gobierno noruego sí ajusta los tramos del impuesto sobre la renta en función de la inflación.

Por otro lado, Grecia suspende para los trabajadores del sector privado el llamado recargo solidario. Esta figura establece un 7% adicional para aquellas rentas anuales superiores a 48 veces el salario promedio mensual de referencia estipulado por el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales.

Por su parte, Letonia recortó la tasa impositiva máxima del 31,4% al 31% en 2021. La tasa máxima se aplica a los ingresos superiores a 78.100 euros.

Las tarifas superan el 50%

El tipo marginal máximo del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) supera ya el 50% en siete comunidades autónomas. La Comunidad Valenciana (54%), Asturias (50%), Cantabria (50%), Canarias (50,5%), Cataluña (50%), La Rioja (51,5%) y Navarra (52%) imponen a las rentas altas un gravamen que sobrepasa la mitad de los ingresos. La Comunidad Valenciana es la región española con un tipo marginal máximo más alto, que alcanza el 54%. Por el contrario, la Comunidad de Madrid establece el tramo autonómico más bajo de España y tiene un tipo máximo también más bajo, del 45%, nueve puntos por debajo de la Comunidad Valenciana.

 

Fuente; eleconomista.es

Compartir
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *