Última hora del coronavirus: “El estado de alarma es imprescindible en la desescalada”

A un día del debate en el Congreso de una nueva prórroga, Sanidad defiende firmemente que el estado de alarma es la única alternativa que ha funcionado

De cara a la próxima votación para extender el estado de alarma que tiene lugar este miércoles en el Congreso de los Diputados, el Gobierno de Pedro Sánchez insiste en que se trata de una herramienta necesaria para poder controlar la pandemia de coronavirus que ha dejado ya más de 25.000 muertos en el país. Tras el Consejo de Ministros en, el titular de Sanidad, Salvador Illa, ha defendido firmemente la eficacia de esta medida, especialmente en países con “gran tráfico de personas” a los que más ha castigado el coronavirus, como es España. El titular de la cartera ha justificado el éxito del estado de alarma recurriendo a los datos de la jornada; sin embargo, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha vuelto a insistir en que para seguir esta tendencia hay que continuar con la responsabilidad de “controlar la epidemia y reducir su impacto en la población”, dejando en esta responsabilidad el arma en el que hay que enfocarse. “No podemos depositar nuestra esperanza en una vacuna“, ha asegurado.

Illa ha mantenido su discurso en línea con lo que ha venido diciendo el Ejecutivo al completo a lo largo de toda la semana, que “el estado de alarma ha funcionado y no es momento de apostar por experimentos”. Además, ha asegurado que esta prórroga seguirá los mismos parámetros que en las últimas semanas con la única excepción de que “la adaptamos a esta nueva etapa de desescalada“, ya que es una herramienta “imprescindible” para esta nueva etapa para limitar la movilidad de las personas que son foco de contagio. Al preguntarle acerca del nuevo rumbo que se ha tomado en torno a la realización de las pruebas PCR y sobre las cifras de fallecidos por covid-19 en las residencias, Illa se ha mostrado contundente al afirmar que “no se trata de un cambio de criterio” y ha adelantado que las defunciones en estos centros de mayores se darán en cuanto dispongan de ellas. Asimismo, ha aseverado que el Gobierno mantiene una “total transparencia” en la forma de mostrar los datos. “No acepto que se diga que no hay transparencia, lo que hay es un espíritu constante de mejora en la presentación de los datos”, ha declarado.

Por su parte, Simón ha recordado que España mantiene el ritmo descendente de la epidemia de las últimas semanas, a pesar del leve repunte en el número de fallecidos con respecto a ayer, teniendo en cuenta, — tal y como ha señalado —, el “fin de semana largo” que acaba de atravesar el país. “Lo que significa que estamos en muy buena posición para el proceso de transición”, ha señalado. Sin embargo, también ha resaltado que ahora lo importante es evitar los “temidos” rebrotes. Pese a que el epidemiólogo ha calificado los últimos resultados como “buenas noticias”, sigue pidiendo prudencia en la reducción de las restricciones de movilidad.

Hasta la fecha, el número de contagiados por covid-19 en España es de 219.329 personas, de los cuales 25.613 han perdido la vida. Según el último balance de resultados ofrecido por el Ministerio de Sanidad, este miércoles se han registrado 867 (un incremento del 0,4%) nuevos positivos y se suman 185 fallecidos más en las últimas 24 horas, teniendo en cuenta el ‘efecto puente’. Estas cifras suponen un leve repunte en esta jornada después de que el número de muertes diarias se mantuviera en 164 durante dos días seguidos. De los 119.609 pacientes hospitalizados, 11.031 han tenido que ser ingresados en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), pero más de 123.000 personas se han recuperado de la enfermedad. La cifra de profesionales sanitarios que han dado positivo por covid-19 se sitúa en 43.956, aunque su enfermedad ha sido de “menor gravedad” que la de la población general y la presencia de síntomas y su tasa de hospitalización también es menor, según ha indicado Simón.

Durante su comparecencia en la rueda de prensa diaria tras la reunión del Comité de Gestión Técnica del coronavirus, el epidemiólogo se ha pronunciado con respecto a los datos de nuevos positivos en las dos regiones más afectadas: Madrid — que el lunes sumó solo un nuevo caso — y Cataluña. Este desfase en los datos se debe a un retraso en los resultados por parte de la Comunidad de Madrid, lo que hace que retrasa, a su vez, la “corrección diaria de estos datos o la valoración diaria que hacemos en el Ministerio” de los mismos. Aunque ha asegurado que las cifras de este martes son “más cercanas a la realidad”. En Cataluña, la situación es similar: “Tenemos casos de los que se reciben resultados tardíos o que llevan un tiempo en su domicilio con sintomatología, pero hasta que no se ha bajado la presión de en servicios asistenciales, sobre todo de atención primaria, no se les ha podido hacer una toma de muestras y un diagnóstico”. De cualquier forma, ha justificado que los datos en ambas comunidades han llegado tras el ‘efecto puente’.

Otra de las cuestiones del día han sido los test PCR y el nuevo cambio de criterio por parte del Ministerio de Sanidad de realizar estas pruebas en las primeras 24 horas en las que el paciente presente síntomas. Ante esto, Simón ha explicado que nos encontramos “en una fase nueva”, lo que requiere de una información diferente para “detectar cualquier indicio de que va a haber un rebrote”; se trata de la detección precoz, uno de los nuevos objetivos que Sanidad se ha marcado en esta semana. “Ahora queremos mucha más precocidad a la hora de detectar los casos”, ha agregado antes de matizar que el periodo de tiempo de realización de la prueba no es de 24 horas, sino de “24-48 horas”. En esta tarea — que dará comienzo el día 11 de mayo —, la atención primaria va a tener un papel importante — en palabras del propio doctor — y tendrá que “reforzarse” y esforzarse por conseguir la gran mayoría de los “indicadores que nos interesan”. “En el centro de la epidemia lo que nos interesa es valorar la evolución y tratar de dar respuesta a los casos controlando la transmisión de forma más grosera” donde se perciban brotes para evitar tomar medidas generales para toda la población, ha explicado.

Con todo, Simón ha declarado que para que el nivel de impacto de la transmisión sea lo más bajo posible, lo fundamental “no son los test”, sino “eliminar los contactos de riesgo”; algo que se consigue manteniendo las distancias de seguridad, cumpliendo con las medidas de higiene de manos y evitar contactos “que puedan suponer una transmisión”. “Hacerles una prueba y que salga negativa no garantiza que no vayan a desarrollar la enfermedad o a ser infecciosos al día siguiente”, ha indicado, por lo que las pruebas sin “mecanismo sanitario”, “atención y gestión sanitaria”, no garantiza la seguridad de nadie. En su intervención, el epidemiólogo también ha recordado que este miércoles se cierra el plazo para que las comunidades autónomas presenten sus propuestas al Ejecutivo para abrir los territorios a partir del lunes que viene, cuando está previsto que comience la fase 1 de la desescalada.

El estado de alarma, en el aire

La prórroga del estado de alarma, que se debate este miércoles en el Congreso, pende de un hilo después de que Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) comunicara ayer que votará en contra alegando que no se trata del mecanismo adecuado para hacer frente a la crisis sanitaria. Tampoco apoyará al Gobierno Coalición Canaria, cuya única representante, Ana Oramas, cambiará su voto positivo de las últimas ampliaciones y se abstendrá “por responsabilidad”.

La decisión de ERC deja al Ejecutivo en manos de Pablo Casado, quien ayer expresó en Onda Cero que le resulta innecesario mantener el estado de alarma en la desescalada y supeditó el apoyo de su partido a la exigencia de desligar el pago de los ERTE y otras prestaciones del estado de excepción. Aunque no desveló el sentido del voto de los diputados populares, el jefe de la oposición fue tajante: “Una vez que el presidente dice que se puede tomar un vermú o que estamos en un estado de desescalada, parece poco compatible con que se sigan pidiendo medidas tan extraordinarias contra los derechos y libertades de los españoles”.

Como parte de los requisitos del PP a cambio de su ‘sí’, la formación ha pedido al Ejecutivo que les muestre una copia de los informes técnicos de expertos en los que se ha sustentado el Gobierno para elaborar el Plan para la transición hacia una nueva normalidad y “sus documentos anexos” que hayan servido, entre otras cosas, para justificar las salidas por franjas horarias o las instrucciones para el uso obligatorio de mascarillas en el transporte público.

Perder la votación no sólo sería un revés político para Pedro Sánchez, sino que además supondría una grave crisis institucional, por lo que La Moncloa busca “in extremis” un acuerdo. Carmen Calvo, vicepresidenta del Gobierno, y Adriana Lastra, portavoz del PSOE en el Congreso, negocian con Andoni Ortuzar, presidente del PNV, y Aitor Esteban, portavoz parlamentario de los nacionalistas. La clave es encontrar un mecanismo que sirva para salvaguardar las competencias de los gobiernos autonómicos en el proceso de desescalada.

El Gobierno también ha iniciado negociaciones con Ciudadanos, cuyos 10 escaños se han convertido en decisivos. La formación naranja siempre ha apoyado la prórroga, pero ahora es crítica con la forma en que la plantea Sánchez. Inés Arrimadas aseguró en rueda de prensa que hablará con el presidente y le propondrá una hoja de ruta para que se puedan mantener las medidas sanitarias, controlar la propagación del coronavirus y prolongar las ayudas económicas y sociales sin necesidad de extender el estado de alarma.

Clases sí, pero con la mitad de alumnos

Al preguntarle sobre la propuesta del Ministerio de Educación de abrir las clases, pero con un número limitado de alumnos —reducido a la mitad— cuando se retome el curso, Fernando Simón se ha mostrado de acuerdo siempre y cuando se garantice el cumplimiento de la distancia interpersonal y que haya vigilancia en los recreos y que las aulas habilitadas para “30 o 40″ personas se abran a al menos la mitad de estudiantes. Si metemos a 15 niños en una clase en la que habitualmente caben 15 no solucionamos el problema”, ha apuntado. Si estas medidas no pueden asegurarse, el epidemiólogo teme que se generen brotes ante la concentración de personas. En el caso de los menores, ha indicado que, aunque ellos suelen pasar la enfermedad con síntomas “muy leves”, pueden ser “los que produzcan la transmisión a las familias”.

La titular de este departamento, Isabel Celaá, propuso, además, que mientras que en el aula solo podrían estar la mitad de los estudiantes, la otra mitad tendría que seguir las clases de forma telemática. Además, ha expresado la posibilidad de que se establezcan turnos escalonados para acudir a clase a partir de septiembre: “Si todos los niños acuden a la vez no podremos salvaguardar la distancia obligada”. Una medida que ya aparece contemplada en el plan de desescalada del Gobierno, donde la apertura de las clases no está prevista hasta llegar a la fase 2 pero con condiciones; para estudiantes de segundo curso de Bachillerato y cuarto de Secundaria, las clases serán de refuerzo y de forma voluntaria y, en caso de que haya más de 15 alumnos, tendrán que reducirse a la mitad.

Madrid no abrirá los parques

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha confirmado este lunes que mantendrá cerrados los parques y las zonas verdes de la capital pese a las voces que piden la reapertura de estos espacios con el fin de que los deportistas y viandantes puedan mantener la distancia de seguridad. “Creo que si somos capaces de cumplir los horarios y restricciones sí se podrá asumir que los parques y las zonas verdes estén cerradas. Dicho de otra manera, si abriéramos los parques se producirían aglomeraciones”, ha argumentado en una entrevista en Onda Cero. No obstante, el Consistorio sí que estudia peatonalizar algunas zonas.

“En principio se haría los fines de semana. Después habría que valorar las consecuencias, y si no funciona, dar marcha atrás”, ha planteado, por su parte, la vicealcaldesa, Begoña Villacís. En una entrevista en Onda Madrid, Villacís también ha aclarado que el 50% de aforo permitido en las terrazas a partir de la fase 1 se aplicaría sobre la terraza ampliada y ha abierto la posibilidad de que se coloquen barras exteriores como en las fiestas populares, siempre que se respete la convivencia vecinal y las medidas sanitarias: “Nos pillaría San Isidro”.

Sube el precio de los geles desinfectantes

A partir de este miércoles el precio de venta al público de los geles y soluciones subirá a un máximo de 0,025 euros por mililitro (frente al 0,021 establecido con anterioridad) en envases de hasta 150 mililitros. Así aparece reflejado este martes en el Boletín Oficial del Estado (BOE) tras un nuevo acuerdo por parte de la Comisión Interministerial de Precios de los Medicamentos para garantizar el acceso a los productos recomendados como medidas higiénicas para prevenir contagios por el covid-19.

Tras esta nueva medida, el precio de geles o soluciones se sitúa en 0,021 euros/ml en los formatos de entre 151 y 300 mililitros, en lugar de 0,018, y se mantiene en 0,015 euros/ml el fijado para los envases de entre 301 ml y un litro. Mientras que los importes máximos de los antisépticos de piel sana autorizados por la AEMP serán de 0,032 euros/ml en los formatos de hasta 150 mililitros.

Madrid renovará a 10.000 sanitarios

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha avanzado que renovará hasta diciembre a los 10.000 profesionales sanitarios que han trabajado en la crisis sanitaria del coronavirus. Así lo ha anunciado en una entrevista en ‘esRadio’ la dirigente regional, que ya en días anteriores había adelantado su intención de buscar la fórmula para contar con el máximo número posible de estos profesionales.

Además, la presidenta madrileña ha recordado que durante un tiempo Ifema se mantendrá “apagado” aunque “preparado” por si hay que activarlo por un repunte y que, desde su Gobierno, están buscando alternativas a este hospital provisional. Su objetivo para el futuro es poner en marcha “muchísimas nuevas medidas para estar prevenidos”. Mientras tanto, Ayuso apuesta por que los ciudadanos salgan de casa “con responsabilidad” y desde las administraciones “empleando todos los recursos” que tienen a su alcance para acompañarles. “Tendremos que aprender a convivir con menos libertad, pero con la libertad de salir”, ha subrayado.

Barcelona asume que no pasará a fase 1

Como ya ha adelantado Simón, el plazo para que las comunidades autónomas presentes sus propuestas para pasar a la siguiente fase de la desescalada finaliza este miércoles y Barcelona no se siente preparada para cerrar el confinamiento de la población. Al menos así lo ha vaticinado la consellera de Salud, Alba Vergés, quien ha mostrado su “preocupación” por la situación de la ciudad, que puede seguir a partir del próximo lunes 11 de mayo confinada dado que ha tenido casos de coronavirus en los últimos siete días y no cumple con las condiciones del Ministerio de Sanidad para a relajación del aislamiento.

Tampoco está previsto que sigan el ritmo del plan diseñado por el Gobierno para la desescalada otras zonas metropolitanas del centro y el sur de Cataluña, pero sí las Terres de l’Ebre y otras de Lleida y Girona. Ahora bien, si Barcelona sigue confinada, las personas que no vivan en la capital sí podrían entrar para trabajar, pero no por ocio o para otras actividades no relacionadas con el trabajo, ya que la gran densidad de población y la concentración de casos confirmados la convierten en una zona de alta transmisión del virus, según ha explicado Vergés. Con todo, será el Ministerio de Sanidad quien tenga la última palabra sobre el avance o retroceso de cada territorio.

Reino Unido supera a Italia en muertes

El coronavirus ha provocado 251.580 muertes y deja ya 3.584.322 infectados en 187 territorios, según el balance de la Universidad Johns Hopkins consultado este martes a las 8:30 horas. Estados Unidos sigue siendo el país más afectado, con 1.180.634 casos y 68.934 víctimas mortales, pero a pesar de que el gigante norteamericano no consigue doblegar la curva, muchas regiones se encaminan ya a la reapertura, al tiempo que el presidente, Donald Trump, centra sus esfuerzos en señalar a China como culpable.

Los datos de este martes reflejan que Reino Unido ya es el país con el mayor número de fallecidos por coronavirus en toda Europa, superando así a Italia. Según los datos difundidos por la Oficina nacional de estadísticas (ONS), el país ha superado las 32.313 víctimas mortales por la pandemia con respecto a las 29.079 defunciones en Italia.

Fuente; elconfidencial.com

Compartir
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *