Trabajo envía inspecciones ‘express’ a las empresas que reabren pese a no facilitar todo el material sanitario

  • La CEOE denuncia falta de material en las empresas para los trabajadores
  • El Gobierno garantizó hace una semana un canal de suministro para pymes

Continúan las muestras de improvisación del Gobierno en la crisis del coronavirus, esta vez a cuenta del uso de las famosas mascarillas y las medidas de seguridad sanitaria necesarias para emprender de nuevo la actividad laboral tras el confinamiento en las empresas. En este caso, a pesar de que e Ejecutivo reconoce que se necesitarán días para un abastecimiento masivo de estos artículos de protección personal y del comunicado de CEOE de este lunes denunciando que en la vuelta al trabajo no se esta proveyendo de este material a todos los trabajadores, desde el gabinete de la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, reconocen que la Inspección vigilará el cumplimiento de estas medidas a rajatabla con revisiones en las empresas que retoman su actividad estos días.

Un cumplimiento que en numerosas ocasiones está siendo imposible ante la falta de material por parte de las empresas o porque las autoridades no están realizando las expediciones del mismo en la totalidad de los puntos sensibles, como es el caso de los transportes públicos. En este sentido el vicepresidente de la Confederación Empresarial de Organizaciones Empresariales (CEOE), Íñigo Fernández de Mesa, ha alertado de que la gran mayoría de las empresas españolas, que son pequeñas y medianas compañías, seguramente no tienen materiales de protección frente al coronavirus, lo que puede dificultar su apertura.

“En el mundo empresarial lo que entendemos es que posiblemente las empresas grandes sí que tienen capacidad y acceso a suministros de este tipo de materiales, mientras que las pequeñas y medianas empresas seguramente no tienen este tipo de materiales”, apostilla remarcando que la gran empresa es una pequeña parte de la producción de España, ya que el 95% de las empresas son microempresas o pymes.

Cabe recordar que hace una semana desde el Gobierno se había comunicado a las asociaciones de pequeñas y medianas empresas que se establecería un canal de suministro para garantizar una vuelta a la actividad segura y ordenada y que después de siete días, ante el proceso de deshibernación de la economía aún no se ha establecido de manera eficaz.

En una entrevista para Antena 3, el vicepresidente de la patronal apuntó que hace falta es un plan estratégico que dé salida de esta situación de cuarentena para las empresas, de tal forma que se pueda volver a la actividad productiva, sobre todo en las pequeñas empresas. Y sobre la petición de las organizaciones sindicales que instan a no trabajar si no hay garantías de seguridad y salud en el trabajo, Fernández de Mesa aclara que las compañías son las primeras interesadas en abrir “siempre y cuando” se dé seguridad máxima a la gente que se emplea.

“El suministro de test, mascarillas, guantes y gel y otros equipos es fundamental para garantizar la seguridad de trabajadores y para la puesta en marcha de la actividad productiva”, subraya apuntado que existe incertidumbre legal por parte de los protocolos de sanidad, que, aunque están bien, se deja la interpretación a las empresas. De hecho, este es el punto en el que los empresarios temen una oleada de sanciones de este carácter que consideran injustas por la falta de posibilidad de dotar de protección a los trabajadores en muchas ocasiones ante la intensificación de las inspecciones de trabajo de la que se ha hecho eco el diario La Razón.

Profesionales sanitarios y fuerzas de seguridad, primeros protegidos

En el caso de Madrid, ante la falta del material necesario para una distribución masiva, se está priorizando proteger a todos los profesionales esenciales y de servicios básicos, si bien es cierto que de igual manera a primera hora de la mañana se han podido ver repartos de mascarillas a la población en numerosos puntos del transporte público de la capital.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha asegurado hoy que la autonomía tiene garantizado el material de protección frente al coronavirus para los sanitarios durante las próximas semanas pero ha asegurado que seguirá “peleando” en los mercados para adquirir más. Asegura que quiere que llegue “cuanto más material mejor a los ciudadanos que se reincorporen a su actividad”. Su adquisición, según explica, es “muy complicada” porque las autonomías están luchando por él en un mercado internacional sin el poder del que goza un país.

La jefa del Ejecutivo autonómico apunta que a Madrid se le está dando “bastante bien”, y recuerda que este domingo llegó un carguero con nuevo material y ha apuntado que hasta la fecha el Gobierno regional ha adquirido material en tres aviones con 253 toneladas. “Con esto podemos proteger con material de calidad a nuestros profesionales a los que tanto les debemos”, recalca.

Desabastecimiento en farmacias

Otra de las claves de esta dotación masiva de materiales sanitarios de protección personal es el acceso al mismo por parte de la población. Aquí la clave estará en garantizar provisiones en las farmacias del país, primer punto de contacto con la Sanidad para millones de personas y que actualmente carecen de ellas. De hecho, según ha informado el propio Gobierno se está trabajando para adquirir reservas de material y además conservar los precios de estos productos en su venta al público.

“Trabajamos para que a final de semana haya abastecimiento de mascarillas en las farmacias”, aseguró el ministro Fernando Grande-Marlaska durante una entrevista en Cadena Ser en la que recuerda que el uso de estas se recomienda en aquellos lugares en los que mantener las medidas de distanciamiento social es más complicado, como el transporte público.

Fuente; eleconomista.es

Compartir
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *