La banca paga de más a 30.000 afectados por Erte por culpa del SEPE

  • La banca ha ingresado dinero de más a algunos beneficiarios de ERTE
  • El SEPE ha volcado información errónea en la base de datos común
  • Ahora la banca tiene que solicitar la devolución de las cantidades ingresadas

Que la tramitación de los ERTE ha desbordado al Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) quedó patente por los retrasos en el cobro que han sufrido cientos de miles de beneficiarios y se confirma ahora que se ha conocido que algunos bancos han estado ingresando cuantías de más por errores en la tramitación de los expedientes de regulación de empleo.

La banca ha estado pagando de más -o incluso pagando cuantías por ERTE que ya se habían levantado- a miles de beneficiarios a los que ahora tendrán que solicitar una devolución. En total se habrían visto afectados unos 30.000 beneficiarios, en torno al 1% de los expedientes. El sector bancario firmó un acuerdo con Trabajo por el que se comprometían a adelantar las cantidades correspondientes a sus clientes en ERTE para no retrasar más el cobro de la prestación.

Sin embargo, desde el SEPE se han estado volcando al fichero común habilitado con la banca para gestionar los pagos algunas cantidades erróneas que se han traducido en ingresos -adelantados por la banca- de cuantías que no se corresponden con la casuística del destinatario, que tendrá que devolver la cantidad excedida.

Consultada por este medio, la Asociación Española de Banca (AEB) no ha querido hacer declaraciones, pero su presidente, José María Roldán, ha ofrecido finalmente una rueda de prensa en la que ha querido quitar hierro a las “incidencias puntuales” que se han dado en el pago de los ERTE y ha asegurado que trabajarán con la Administración para subsanarlas.

El presidente de la asociación que representa a Banco Santander, BBVA o Sabadell, ha considerado “normal” que haya este tipo de “errores” cuando se está hablando de “cientos de miles” de operaciones: “Son casos puntuales que no nos asustan ni van a hacernos cambiar de opinión”.

Sobrecarga y sin formación específica

Los menos de 8.000 funcionarios que trabajan en el SEPE -según UGT- se han quedado cortos para tramitar los más de 3 millones de ERTE que la ministra de Trabajo Yolanda Díaz ha asegurado este jueves que ya se han reconocido. Los trámites han estado acompañados de caos a pesar de que los trabajadores públicos denuncian que su carga de trabajo aumentaba hasta en un 500% durante la crisis sanitaria.

El organismo dependiente del Ministerio de Trabajo es un hervidero que ya se ha encargado de transmitir al departamento que dirige Yolanda Díaz que no pueden más, que dejarán de asumir funciones de más y que incluso irán a la huelga si no se reconoce su esfuerzo ni se les da seguridad ante la vuelta a las oficinas el 15 de Junio.

Según indica el sindicato en un comunicado, de 2010 a la actualidad se ha pasado de 10.500 a menos de 8.000 trabajadores” y los refuerzos contratados de unas 1.000 personas no han servido para descongestionar el acumulo de expedientes y gestiones: “Es claramente insuficiente”.

Además, según UGT, las personas contratadas “carecen del perfil y la experiencia en gestión administrativa imprescindible para trabajar de manera autónoma en estas circunstancias especiales”.

Aseguran que los retrasos en la gestión de prestaciones no se han solventado y el clima de crispación y violencia entre los afectados por expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) y expedientes de regulación de empleo (ERE) sigue creciendo. De ahí que no vean conveniente la vuelta a la atención presencial desde el próximo lunes y propongan posponerla hasta septiembre.

 

 

Fuente: eleconomista.es

Compartir
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *