La Agencia Tributaria pone en marcha ADI, el mostrador virtual para mejorar la atención a contribuyentes y empresas

Uno de los principales problemas de la administración electrónica es que muchas veces el ciudadano, las empresas o autónomos que utilizan sus servicios se encuentran desamparados y sin ayuda para resolver dudas. Por eso muchos prefieren acudir de forma presencial a su oficina para asesorarse y solucionar el trámite con la ayuda de un funcionario. Es algo que quieren ir cambiando poco a poco y para ello la Agencia Tributaria pone en marcha ADI, el mostrador virtual para mejorar la atención a contribuyentes y empresas.

El objetivo de ADI es mejorar el servicio, pero también se trata de optimizar recursos para que cada vez sean menos los que necesiten acudir presencialmente a las diferentes delegaciones.

Se trata de ir un paso más allá y aprovechar la tecnología actual, desde asistentes virtuales hasta chats instantáneos y videollamadas, pasando por el teléfono tradicional y el ya conocido botón click to call de la página web, entre otros canales.

La primera ventaja de este servicio que han presentado será su horario ampliado, de 9 a 19 horas. Además, va a contar con personal especializado en diferentes temas. Este personal estará exclusivamente dedicado a la asistencia, lo que refuerza la homogeneidad y la calidad del servicio al contribuyente y favorece, a su vez, la unidad de criterio en la aplicación de la norma tributaria y, con ello, la seguridad jurídica.

Hay diferentes sedes, Valencia y Madrid, que ya están en marcha, a las que se sumarán Galicia o Andalucía. Cada una de ellas estará especializada en un área concreta, Valencia para cuestiones de IVA, módulos, trámites censales y las gestiones aduaneras más habituales; y en Madrid con ciertos controles de IRPF, a lo largo de 2021 se incorporará la sede de Galicia, a la que seguirá la de Andalucía en 2022. En todo caso darán servicio a todo el territorio nacional.

El tipo de ayuda se divide en dos partes, la información, para los casos en que el contribuyente únicamente necesita consultar cómo tributa una operación, qué trámite debe realizar en un determinado supuesto, etc; y la asistencia para presentar una declaración, o para responder a un procedimiento iniciado por la Agencia.

En este segundo caso los servicios disponibles son la presentación de declaraciones censales, trimestrales de IVA para arrendadores y para autónomos y pymes que inicien su actividad, y trimestrales de contribuyentes en módulos y declaraciones complementarias de IRPF de años anteriores, así como, en materia aduanera, declaraciones simplificadas de importación y devoluciones de gasóleo agrícola y profesional. A lo largo del presente año se ampliará la asistencia a otros servicios.

Por último, se pone en marcha un nuevo producto, denominado ‘Informa+’, que consiste en la solicitud, por parte del contribuyente, de una respuesta por escrito a su consulta, de forma que pueda tener certeza jurídica sobre el tratamiento tributario de una determinada operación económica. Algo que seguro resulta muy útil para que no queden dudas y mejorar la seguridad jurídica de los administrados.

 

Fuente; pymesyautonomos.com

Compartir
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat