El debate sobre prórrogas en los ICOs vuelve al tapete

Alicante, 21-02-2022.

  • Las empresas piden extender entre 3 y 6 meses las carencias de pago

Los avales del Instituto de Crédito Oficial (ICO) y la oportunidad de ampliar o no las moratorias en el repago de la financiación que facilitaron vuelven a estar con fuerza sobre el tapete sembrando esta vez una disyuntiva que antes no existía o, al menos, no tan clara.

Se lanzaron con la posibilidad de establecer una carencia en el pago del principal del crédito a 12 meses, que el Gobierno duplicó a 24 meses, y los primeros vencimientos de esta ‘dispensa’ llegarán en pocas semanas.

Por eso, diferentes asociaciones de empresas y autónomos se mueven estos días con diligencia para intentar amarrar tres o seis meses extra de tiempo.

La banca, sin embargo, es partidaria de restablecer la normalidad y buscar resolver uno a uno los problemas que se presenten entre su clientela.

Al empresariado le preocupa que algunos negocios tarden en estar a pleno pulmón por ser de temporada y arguyen que tener plazo y no estrangular antes la liquidez puede ser determinante.

Expertos económicos y financieros confían que no se dará el temido efecto precipicio y que las dificultades serán muy inferiores a las sospechadas escasos meses atrás.

A fecha 31 de enero pasado, se habían cerrado financiaciones por un valor superior a los 135.500 millones de euros, con 103.125 millones avalados por el ICO, en más de 1,1 millones de operaciones y para unas 800.000 empresas.

Según el organismo, el 60% de los préstamos no están en carencia y, por tanto, están pagando con normalidad sus cuotas de principal e intereses y la propia banca ha revelado estos últimos días un buen comportamiento de la cartera avalada.

En la memoria del sector está muy viva la importancia de despejar incertidumbres en los mercados tras las heridas que dejó la crisis del 2008 por dudas precisamente sobre si se escondían o no impagos.

El sector financiero tiene a raya la morosidad -un 4,29% con datos de noviembre- y guarda milmillonarias huchas de provisiones

No hay temor a que se reproduzca aquel quebradero de cabeza, pero sí interés en despejar cuanto antes cuál es el tejido potencial de ’empresas zombis’ y dar máxima solución a compañías con dificultades.

Al respecto recuerdan la existencia de nuevas herramientas para afrontar los problemas como el Código de Buenas Prácticas aprobado por el Gobierno hace un año para facilitar la renegociación de la deuda avalada y que contempla la extensión del plazo de vencimiento de los créditos ICO, su conversión en préstamos participativos o, incluso, la posibilidad de aplicar quitas para reducir la deuda avalada.

El sector financiero tiene a raya la morosidad -un 4,29% con datos de noviembre- y guarda milmillonarias huchas de provisiones que el Banco de España y el Banco Central Europeo (BCE) aconsejan no desdotar hasta conocer la realidad de la crisis.

Levantar esta facilidad ayudaría a enseñar parte de la foto y quizá poder usar esas provisiones hechas de más. Sin embargo, hay otros instrumentos como los Expedientes Temporales de Regulación de Empleo (ERTE) o las moratorias concursales que también dan soporte a la economía y al empleo y a los que habrá que esperar para conocer del todo la dentellada definitiva y final de la crisis.

Con todo, queda plazo para ver cómo será el desmontaje de los ICOs y corresponde al Gobierno decidir a qué lado lleva la balanza y si da o no nuevo plazo al empresariado.

 

Fuente; eleconomista.es

Compartir
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *