El Gobierno logra prorrogar el estado de alarma con nuevos pactos con PNV y Ciudadanos

El PP se abstiene defendiendo entre duras críticas que seguir con esta situación es “un fraude de ley”

El Gobierno ha conseguido que el Congreso de los Diputados avale este miércoles la cuarta prórroga del estado de alarma por 15 días más, hasta las 00:00 horas del 24 de mayo, con la incertidumbre hasta el último momento de con qué apoyos contaría para sacar la ampliación del decreto adelante, puesto que la reticencia del PP a apoyarla obligó al Ejecutivo a cerrar acuerdos con otras formaciones políticas, como PNV y Ciudadanos, por si el principal partido de la oposición se hubiese decantado por votar en contra y las cuentas fuesen más ajustadas.

Finalmente, gracias a la abstención del Partido Popular, Pedro Sánchez ha conseguido una mayoría holgada, con 178 votos a favor (PSOE, Podemos, Ciudadanos, Más País-Compromís, PNV, PRC, Teruel Existe y Coalición Canaria-NC), 75 votos en contra (Vox, ERC, JxCat, CUP y Foro Asturias) y 97 abstenciones (PP, BNG, EH Bildu, UPN). Para la aprobación de la extensión del decreto tan solo se necesita una mayoría simple, más síes que no es, aunque es la vez que menos apoyos se consiguen.

Minutos antes del inicio de la sesión, el PNV anunciaba su intención de apoyar la ampliación tras haber recibido la confirmación oficial de Moncloa de que el Ejecutivo acepta su propuesta de resolución, que plantea que la desescalada se gestione de forma compartida con las comunidades autónomas, algo que, sumado al respaldo de ciudadanos conseguido en el día de ayer, daba a Sánchez la seguridad de conseguir la aprobación del Congreso. Coalición Canaria también ha dado su voto a favor gracias a un pacto con el Ejecutivo.

Levantar el decreto sería “un error absoluto”

El presidente Ejecutivo, Pedro Sánchez, ha enfocado su discurso en defender la necesidad de la prórroga del estado de alarma, avisando que sería “un error absoluto” levantar en este momento el decreto, porque es el instrumento legal que ha permitido “limitar las vías de contagio” del coronavirus y además, a día de hoy, hay medidas económicas vinculadas al mismo. “En la gestión de esta pandemia no hay aciertos absolutos, ni desde el Gobierno ni desde la oposición, pero sí puede haber errores absolutos y levantar el estado de alarma ahora sería un gran error absoluto”, ha dicho al inicio de su intervención en el Pleno del Congreso, afirmando que las regiones tendrán un papel protagonista en la desescalada.

Asimismo, Sánchez ha insistido en que “no hay propósito político noble” para levantar el estado de alarma de manera precipitada, puesto que esta herramienta constitucional es “el medio de evitar que el virus se propague entre provincias”. “Es necesario que se mantengan las restricciones con la única ideología de salvar vidas”, ha aseverado, añadiendo que se necesita “limitar unas semanas más” dos derechos “fundamentales”, como son el de la libre circulación y el de reunión para garantizar otros dos, el de la salud pública y el de la vida. También ha afirmado que se declarará luto oficial en la fase 1 de la desescalada -a partir de la semana que viene- y en cuanto se llegue a la “nueva normalidad” se celebrará un homenaje público en el que el gobierno trabaja desde hace semanas.

Por otro lado, el presidente ha apelado a la comisión parlamentaria para la Reconstrucción Social y Económica del país, que se constituirá este jueves a las 10.00 horas, instando a todos los grupos a que presenten propuestas de recuperación a futuro. “Propuestas de reconstrucción, de recuperación. El Gobierno las atenderá, porque es nuestro deber y también, les adelanto, es nuestro compromiso”, ha dicho, afirmando que se necesita esa unión para salir de la situación que el coronavirus ha provocado.

Casado avisa de que será la última prórroga

Lejos de convencer al líder de la oposición, Pablo Casado ha comenzado su dura intervención acusando al Gobierno de “vender una nueva normalidad” a base de “mentiras” sobre la incidencia de la enfermedad en España. “Las explicaciones que ha dado el gobierno son propias de un curandero más que de un comité científico de un país desarrollado”, ha dicho. Sin embargo, Casado ha afirmado que su formación no puede apoyar la prórroga pero que va a mantener el compromiso de no votar en contra, gracias a que el Ejecutivo en sus negociaciones con otros grupos se ha comprometido a algunas exigencias del PP, como la desvinculación de las ayudas económicas a pymes y autónomos del estado de alarma y su adaptación a la legislación ordinaria, condición que está dentro del pacto con Ciudadanos. Así, Casado ha reclamado a Sánchez que estos quince días sean los últimos del estado de alarma porque, a su juicio, existe un “plan B” aplicando la legislación ordinaria para la desescalada y porque seguir con este estado es “un fraude de ley”, advirtiendo de que si no cumple, “que no vuelva a pedir lealtad y unidad a la oposición”.

Por otro lado, el líder de Vox, Santiago Abascal, ha señalado en su intervención que no descarta presentar una moción de censura contra el Gobierno de Pedro Sánchez si el PP delega esa “responsabilidad” que le tocaría como principal partido de la oposición. Además, ha amenazado con las convocatorias de manifestaciones de protesta en coche que va a presentar su formación en las grandes ciudades, retando a que el Ejecutivo las cancele, acusando gravemente al presidente y al vicepresidente Pablo Iglesias por su gestión, pero sin haber presentado ninguna propuesta para combatir la crisis del coronavirus.

Ambas formaciones de la oposición han coincidido en señalar que el estado de alarma es un “estado de excepción encubierto” y Vox ha destacado que el Ejecutivo se va a enfrentar a procesos judiciales como consecuencia de ello y de actuaciones llevadas a cabo durante la pandemia; según la formación de ultraderecha, el Tribunal Constitucional ha admitido este miércoles a trámite el recurso de inconstitucionalidad que presentó contra los decretos de estado de alarma aprobados por el Gobierno.

Pérdida de los apoyos de la investidura

El portavoz de ERC, Gabriel Rufián, ha confirmado que su formación votará en contra del modelo de prórroga del estado de alarma del Gobierno, señalando que “hay alternativa a la centralización a la restricción de derechos civiles” y que “sin diálogo no hay legislatura”, al insistir en que es razonable que el territorio, que es quien más información tiene, pueda decidir, “es pura eficiencia”, al tiempo que ha criticado duramente que Sánchez pacte antes con Ciudadanos que con la formación independentista.

En su turno, la líder de Cs, Inés Arrimadas, defendió su voto a favor de la prórroga asegurando que no está emitiendo un voto avalando a este Gobierno, sino a la continuidad del decreto que a su juicio sigue siendo necesario a día de hoy, tras pactar con Sánchez una serie condiciones que pasan por mantener un contacto continuo de la formación y por asegurar la adaptación de los ERTE’s y las ayudas más allá del estado de alarma, entre otras cuestiones. Así, le ha instado a que prepare un plan con una cobertura jurídica, social y económica ante la crisis del coronavirus para “proteger a los españoles” a partir del 24 de mayo por si ese día deja de estar vigente el estado de alarma.

En este sentido, el presidente del grupo parlamentario de Unidas Podemos, Jaume Asens, ha agradecido a Ciudadanos que asuma el papel de “derecha responsable” apoyando la prórroga y ha cargado contra el PP por su actitud “indecente” y por no comportarse como una oposición “responsable”, y contra ERC, por “contagiarse” del “sectarismo” del presidente de la Generalitat, Quim Torra.

Por otra parte, PRC, Teruel Existe, Compromís y Más País han confirmado su apoyo entre críticas por la falta de diálogo, e Iñigo Errejón afeando al Gobierno no haber cuidado, a su juicio, el bloque parlamentario que sacó adelante la investidura. Coalición Canaria, también apoyará el decreto gracias a una negociación en la que logró que se prolonguen los ERTE’s del sector turístico de las Islas hasta que se abra el mercado internacional y puedan llegar turistas foráneos. Foro Asturias votará por primera vez en contra, al igual que Junts y la CUP que en sus casos repiten el sentido de su votación. EH Bildu se mantendrá en la abstención, opción a la que se suma BNG y Navarra Suma, tras haber votado que sí en las anteriores prórrogas.

La sesión plenaria de hoy solo ha incluido este punto, aunque antes de dar luz verde a la nueva prórroga que aprobó el Consejo de Ministros se han votado las propuestas de resolución presentadas por los grupos con el fin de enmendar artículos del decreto. La única aprobada, como era previsto, ha sido la del PNV. Tras la finalización del debate, se ha suspendido el Pleno por un plazo de una hora y media para que los diputados pudiesen emitir su voto de forma telemática.

El pacto con el PNV acepta la “cogobernanza”

Minutos antes de comenzar el pleno, el grupo vasco ha anunciado a través de un hilo en Twitter que el Gobierno ha aceptado la “cogobernanza” con las regiones, así como contribuir a que las elecciones vascas puedan ser convocadas y que el condado de Treviño haga la desescalada con Álava. Para la formación vasca, es una “gran noticia” que el Ejecutivo de Pedro Sánchez haya accedido a acordar con cada comunidad autónoma “aspectos clave” de la lucha contra la pandemia, como la circulación de personas o medidas de contención, y que éstas las vayan a aplicar los presidentes autonómicos.

En sus enmiendas a la propuesta del Gobierno, el PNV solicita que las distintas medidas que se establezcan en cada una de las fases de transición sean acordadas conjuntamente con cada comunidad autónoma. De esta manera, pretende llevar a la práctica la “codecisión” y la “cogobernanza” de la crisis y su aplicación, en este caso, por el lehendakari, Íñigo Urkullu, como “representante ordinario del Estado en el territorio”.

Impacto de las medidas económicas

Una vez más, Pedro Sánchez en su intervención en el pleno ha hecho un repaso del impacto de las medidas sociales y económicas adoptadas por el Ejecutivo para paliar los efectos de la pandemia.

Según el presidente, el coste estimado de las medidas y garantías incluidas en el Programa de Estabilidad es de 139.000 millones de euros (de los cuales, más 4.300 millones de euros se destinan a medidas sanitarias, 107.000 millones de euros a medidas económicas, 27.000 millones de euros a medidas laborales y 816 millones de euros a sostén social).

Con respecto a las Comunidades Autónomas, Sánchez ha pedido corresponsabilidad fiscal y ha recordado el Fondo puesto a disposición de las regiones, de 16.000 millones de euros y que ayer se aprobó la tercera línea de avales del ICO, con un importe de 24.500 millones de euros.

Fuente; cincodias.elpais.com

 

Compartir
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *