El Gobierno confirma la moratoria tributaria de un mes para pymes y autónomos

La opción de prolongar los ERTE por fuerza mayor tendrá que esperar. Montero confirma que no habrá una renta mínima puente y da la razón a Escrivá

El Gobierno ha apurado al máximo, apenas un día antes de la fecha tope, pero finalmente pymes y autónomos podrán acogerse al aplazamiento de los plazos de presentación y del pago de impuestos y obligaciones tributarias. Lo ha hecho en el Consejo de Ministros semanal. Ha sido la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, la que ha dado cuenta de las medidas aprobadas, que suponen que los impuestos y autoliquidaciones que tenían que presentarse entre el día 15 -por domiciliación- y el 20 de este mes -por presentación directa- se demorarán hasta el 20 de mayo, como solución transitoria a los problemas surgidos por los efectos de la crisis sanitaria, “y en respuesta a las demandas que pymes y autónomos han trasladado al Gobierno”, dijo Montero. Estarán incluidos todos los que tengan una facturación menor de 600.000 euros, una medida que afectará a 3,4 millones de pymes y autónomos, el 95% del total de contribuyentes con facturación. Montero cuantificó que el impacto de esta medida será de 3.558 millones de euros, que mantendrá liquidez en las cuentas de estas empresas y trabajadores por cuenta propia.

El próximo 20 de abril vencía el plazo para presentar las declaraciones trimestrales, las que corresponden a la liquidación del IVA del primer trimestre, los pagos fraccionados del IRPF y el impuesto de Sociedades, que ahora han sido retrasados un mes. Responde así el Ejecutivo a todos aquellos que habían mostrado su incapacidad para poder justificar sus cuentas -facturas, libros contables- por su tipo de negocio o por las circunstancias del estado de alarma. Estas nuevas medidas de prolongación de los plazos se suman a la moratoria de seis meses aprobada ya el pasado mes de marzo, que permitía el aplazamiento de hasta 30.000 euros para pymes y autónomos durante los tres primeros sin intereses, y a la moratoria de las cuotas a la Seguridad Social, también de seis meses, aprobada a finales del mes pasado.

Queda pendiente para el próximo Consejo de Ministros que autónomos y pymes puedan renunciar al sistema de módulos y tributar por el de estimación directa, además de la modificación parcial de algún aspecto relacionado con el Impuesto de Sociedades. También tendrá que esperar la posibilidad de prolongar los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) por fuerza mayor en determinados sectores y las nuevas medidas en los ERTE productivos, como han reclamado con insistencia muchos sectores que solo ven esa salida para poder mantener los empleos y no comenzar con los despidos ante la gran pérdida de ingresos.

Montero aprovechó una de las preguntas realizadas por los periodistas para confirmar que no habrá una renta mínima puente, como pretendía el vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, para los colectivos más vulnerables afectados por la crisis sanitaria. Quiso cortar de este modo de raíz cualquier duda sobre este asunto, que había provocado mucha tensión entre el ministro José Luis Escrivá y el propio Iglesias. Montero dejó zanjada la polémica. “Este es un compromiso del Gobierno en su acuerdo programático y se llevará a cabo cuanto antes, durante los próximos meses. Seguridad Social lleva trabajando en ello mucho tiempo y ha avanzado mucho, y cuando esté lista esta prestación se aprobará. No es una medida que se pueda improvisar”, sentenció.

 

Fuente; larazon.es

Compartir
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *