Comprar un coche eléctrico tendrá 5.000 euros de ayuda y hasta 1.600 uno de combustión

Jun 16, 2020

admin

Sin categoría

0

El Gobierno destina 250 millones de euros a la renovación del parque automovilístico

El Plan de Impulso de la Cadena de Valor de la Industria de la Automoción contempla ayudas a clientes particulares de 4.000 euros por la compra de un vehículo con etiqueta Cero y de hasta 800 euros por uno de combustión, aunque la rebaja puede elevarse a 5.000 y 1.600, respectivamente, si se tiene en cuenta la aportación del sector.

La estrategia pos-Covid del motor ha sido presentada este lunes por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y dentro de la partida presupuestaria total (3.750 millones de euros) se incluyen 250 millones de euros para la renovación del parque automovilístico, que estarán gestionados por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

El parque automovilístico español es el segundo más antiguo de Europa, con 12,7 años de media y tan solo por detrás del griego. En un primer tramo se destinarán 230 millones de euros a renovar el parque de turismos y vehículos comerciales, mientras que se reservarán 20 millones para fomentar la adquisición de vehículos industriales y autobuses.

Dicha cantidad se repartirá bajo el criterio de neutralidad tecnológica y siempre que se achatarre un turismo de al menos diez años de antigüedad y de siete años, en caso de ser uno comercial. Dichos modelos tendrán que tener en vigor la ITV y el titular debe ser el beneficiario de la ayuda o un familiar de primer grado.

En el caso de los turismos, se limita a modelos con energías alternativas o que cuenten con las etiquetas A o B y que tengan unas emisiones medias de CO2 de menos de 120 gramos por kilómetro (155 gramos para vehículos comerciales ligeros).

Este programa establece un límite de precio para los turismos de 35.000 euros (45.000 euros en el caso de personas con movilidad reducida o vehículos con etiqueta Cero). La adquisición de turismos con etiqueta Cero por parte de particulares o autónomos se subvencionará con 4.000 euros, mientras que si se compra un modelo Eco se recibirán entre 600 y 1.000 euros y entre 400 y 800 euros si se opta por un modelo con etiqueta C.

En el caso de las pymes, las ayudas son de 3.200 euros para los Cero, de entre 500 y 800 euros para los Eco y de entre 350 y 650 euros para los C, mientras que las grandes empresas recibirán 2.800 euros en el primer caso, entre 450 y 700 en el segundo y entre 300 y 550 euros en el tercero.

Las cuantías aumentarían en 500 euros siempre que el destinatario sea una persona con una renta inferior al percentil 40 de renta o con movilidad reducida, así como si el vehículo a achatarrar tiene más de 20 años.

En cuanto a los incentivos a la compra de vehículos comerciales ligeros de hasta 2.500 kilogramos, las ayudas a modelos Cero variarán entre 2.800 y 4.000 euros, entre 850 y 1.200 euros las de los Eco y entre 700 y 1.000 euros las de los ‘C’.

Por su parte, los incentivos a la compra de comerciales pesados son de entre 2.800 y 4.000 euros para los Cero, de entre 1.900 y 2.700 euros para los modelos Eco y de entre 1.500 y 2.100 euros para los C.

Este programa establece un límite de precio para los turismos de 35.000 euros (45.000 euros en el caso de personas con movilidad reducida o vehículos con etiqueta CERO).

Por otro lado, dentro del plan también se incluyen modelos usados de menos de un año, a contar desde marzo de 2020, como una medida que busca ayudar a los concesionarios a dar salida a los vehículos automatriculados durante el período de confinamiento.

El sector del automóvil tendrá que hacer un descuento obligatorio y de la misma cuantía de lo que aporte el Estado, excepto en los casos de los vehículos Cero, que será de 1.000 euros. En el caso de vehículos industriales y autobuses, las ayudas oscilarán entre los 2.000 y los 4.000 euros, con un límite de un vehículo por beneficiario y de 30 para las personas jurídicas.

Según han explicado a Efe fuentes del Ejecutivo, todos los usuarios que compren a partir de mañana un coche y cumplan los requisitos exigidos podrán optar a las ayudas, aunque todavía no se haya publicado su desarrollo normativo.

Las ayudas llegan tras el hundimiento de las matriculaciones registrado en los meses de marzo, abril y mayo por la pandemia del Covid-19. El antiguo Plan PIVE, que se articuló para incentivar la demanda durante la crisis económica, estuvo vigente entre 2012 y 2016 y contó con una dotación total de 1.115 millones de euros y benefició a 1,17 millones de compradores.

 

Fuente; cincodias.elpais.com

Post by admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*