5 consejos para gestionar mejor tu tiempo

Gestionar el tiempo de forma correcta y eficiente puede ser un reto difícil de afrontar. Especialmente los autónomos tienen dificultad de hacerlo ya que, al ser una empresa en sí mismos, deben realizar una gran cantidad de tareas: se buscan clientes nuevos, se gestionan los que ya se tienen, se trabaja en los proyectos y muchas veces incluso el autónomo se encarga del marketing y de la contabilidad de su propio negocio.

Con tantas cosas por hacer, no es difícil que el tiempo no llegue a alcanzar, especialmente cuando hay momentos de crisis donde se tiene que trabajar más de la cuenta. Pero es importante tener en cuenta que el tiempo es el recurso más valioso que existe y que hay que saber administrarlo de la mejor forma posible para tener buenos resultados en determinado negocio.

Hoy en AZV Consulting os traemos 5 consejos para gestionar mejor tú tiempo.

Selecciona los clientes con cuidado

Es habitual que, cuando se comience a trabajar como autónomo no se preste mucha atención a los proyectos que se aceptan. Como apenas se está empezando desde cero y es necesario captar clientes, se acepta prácticamente cualquier trabajo que aparezca. Pero, con el paso del tiempo, se necesita comenzar a ser un poco más selectivo con los proyectos.

En primer lugar por una cuestión de precios: porque no es lo mismo trabajar con un cliente que esté dispuesto a pagar, digamos, 1000 euros por un proyecto que uno que apenas está dispuesto a pagar 200. El primero quiere un trabajo bien hecho y está dispuesto a pagar lo que sea necesario para conseguirlo, el segundo no.

En segundo lugar por una cuestión de motivación y desempeño. Cuando trabajas en proyectos que te gustan, incluso si la paga no es tan buena, lo haces igual con gusto y eso se nota en el resultado final. En cambio, tomar proyectos que simplemente no te gustan o que no te motivan, aunque la paga sea muy buena, generarán una mella en tu desempeño y, a fin de cuentas, una de las razones para hacerse autónomo es poder trabajar de lo que te gusta.

Por último, procura elegir clientes que sepan lo que quieren y que sean claros en sus especificaciones. Porque, de otra firma, lo más probable es que te hagan perder una gran cantidad de tiempo por proyectos que puedes despachar fácilmente.

 

Se realista con el tiempo de trabajo

 

Un error común al gestiona el tiempo es ponerse tiempos poco realistas para realizar un trabajo. Decir: puedo realizar tal o cual proyecto en, digamos, dos días pero, al final, termina por llevarse dos semanas de tu tiempo.

La forma de poder saber de forma real cuanto tiempo se lleva un proyecto es, en primer lugar, conocerlo a fondo. Saber qué es exactamente lo que debes hacer para que, cuando te pongas a ello no te encuentres con una sorpresa desagradable, es decir, con un montón de trabajo que no esperabas. También es necesario que te sinceres contigo mismo con respecto a cuánto tiempo te lleva realizar determinadas tareas, contando siempre las distracciones que pueden surgir y los otros proyectos en los que tengas que trabajar.

Por lo tanto, es recomendable que, si te tardas dos días en realizar un trabajo, des un estimado de cuatro días para tenerlo listo. De esa forma, cualquier inconveniente que pueda surgir podrá ser resuelto sin mayor problema.

Vale la pena también tener en cuenta que a veces es mejor rechazar un trabajo bien pago pero que te de poco tiempo para realizarlo, porque es probable que no te salga del todo bien. como también saber que si estás muy ocupado con varios proyectos, de nada te sirve aceptar uno de más, que te restará tiempo y capacidad con los proyectos que ya tienes.

 

Que ser un factótum no te afecte

 

Un autónomo es, por definición, un factótum o multitarea, que debe desempeñar los cargos que en una empresa desempeñarían varias personas. De esta forma, cuando se tiene tanto por hacer, el autónomo puede fácilmente perderse o gastar tiempo innecesariamente en una u otra cosa.

Cuando se tiene mucho que hacer, usualmente se opta por trabajar un poco de cada cosa. Una hora en un proyecto, otra hora en otro proyecto, un momento  para el marketing, otro tiempo para la contabilidad y al final nunca se llega a terminar nada. Nuestra recomendación en este caso para gestionar el desempeñar varias tareas es concentrarse en una a la vez. Si dedicas todas tus energías a terminar un proyecto primero, podrás despacharlo más rápido, entregarlo y avanzar. De esta forma sentirás que existe progreso y que no te encuentras estancado.

Por otra parte, cuando necesitas ayuda vale la pena contactar con una Asesoría que te pueda ayudar en cuestiones como la contabilidad y que tú te puedas ocupar de trabajar.

Evita las distracciones

 

Las distracciones te van a afectar siendo autónomo o trabajando en una empresa. Y es que en cualquier trabajo es muy fácil coenzara hacer algo, perder el interés, luego comenzar a hacer otra cosa y terminar sin realizar nada concreto, solo perdiendo el tiempo con música, con videos, con el móvil, con una conversación o cualquier otra cosa.

Por lo tanto, para evitar las distracciones, en primer lugar es recomendable mantener lejos todos aquellos distractores comunes, como el móvil, Tablet, libros, entre otras cosas.

En segundo lugar, si trabajar desde casa, ocuparte de tener un lugar que se encuentre lejos de la cama, del televisor, de la cocina y que te genere la sensación de aislamiento para que te puedas dedicar únicamente a tu trabajo.

Y por último, tomarte tiempos bien establecidos para descansar. Por ejemplo, que cada dos horas te tomes quince minutos para estirar las piernas, pensar en cualquier tontería y luego volver a la labor, renovado.

 

Busca apoyo en la tecnología

 

En muchos casos la tecnología puede convertirse en un mero distractor. Pero en otros puede ser esa herramienta que tanto necesitas para no procrastinar y llevar adelante los proyectos.

Hoy en día nos encontramos con infinidad de aplicaciones que te pueden ayudar en gran medida a gestionar el tiempo, gestionar la realización de distintas tareas, te puede facilitar ciertas tareas y ayudarte con tu propia organización.

Por supuesto, siempre hecho de una manera realista con respecto a tu tiempo y procurando no ponerse metas excesivamente difíciles, porque entonces nada se logrará y más bien terminarás por deprimirte.

Conclusión

 

El tiempo, a diferencia del dinero, no puede ser recuperado. Y utilizar este valioso bien de una forma correcta podrá ser definitivo en la manera en la que llevas tu negocio. Por lo tanto te recomendamos que sigas estos 5 consejos para gestionar mejor tú tiempo, que podrán serte de mucha utilidad.

Compartir
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *